San Juan es la primera provincia en incorporar la BIM a la obra pública


A través de la publicación del primer llamado a licitación pública con esta metodología, se sienta un precedente que movilizará a la obra pública local y regional.


BIM (Building Information Modeling) es una nueva metodología de trabajo en la industria de la construcción que, a través de modelos virtuales y de forma colaborativa, permite gestionar los proyectos de construcción de manera integral en todas sus etapas. BIM posibilita el trabajo en conjunto de arquitectos, clientes, constructores, ingenieros y otros actores relevantes. Todo esto en un único modelo digital 3D en un proceso inteligente y compartido. Esta metodología se complementa con programas digitales de modelación en 3D, generando innovación digital en la industria de la construcción.

San Juan es una de las provincias pioneras en aplicarla a la obra pública en Argentina. Esto se concretó con la publicación del primer llamado a licitación pública que requerirá la presentación de documentación y la elaboración de un proyecto ejecutivo con metodología BIM. Se trata de la obra de “traslado y construcción de la Escuela de Nivel Inicial – ENI N°59” a cargo de la Dirección de Infraestructura Escolar y cuya apertura de sobres está prevista para el próximo 27 de julio.

La arquitecta Ana Licia Sánchez, responsable especializada del área BIM del Ministerio de Obras y Servicios Públicos (MOSP), explicó las implicancias de esta licitación: “La Dirección de Infraestructura Escolar generó un pliego licitatorio que introduce documentación BIM como referencia y exige la realización del Proyecto Ejecutivo de la obra con esta metodología a tener en cuenta para las propuestas económicas de los oferentes. Junto al equipo de profesionales que formamos hemos generado documentos BIM explicativos, para que todas las empresas constructoras tengan la misma información y vayan entrando en tema; sobre todo en el uso de la metodología y por ende en el manejo de software teniendo un vocabulario en común” detalló la especialista.

El proceso de BIM impulsado desde el MOSP ha cumplido diversas etapas en su evolución. Es así que durante el 2020, se desarrollaron 3 proyectos pilotos con tutorías del Sistema de Implementación BIM de Argentina (SIBIM). Siendo los únicos proyectos pilotos del interior argentino, de un total de 5 desarrollados por SIBIM a nivel nacional.

Sumado a ello, se capacitó en BIM a más de 50 empleados estatales de seis reparticiones diferentes (Dirección de Arquitectura, Dirección de Infraestructura Escolar, IPV, Dirección Provincial de Espacios Verdes, Planeamiento y Desarrollo Urbano y Dirección de Mantenimiento y Obras Menores ) y a más de 20 de áreas (entre ellas Vialidad Provincial, OSSE, Hidráulica, Redes de Gas, Arquitectura, Infraestructura Escolar e IPV) de infraestructura en redes, a través de talleres BIM dictados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Así se logró que reparticiones como Infraestructura Escolar y Arquitectura modelaran escuelas usando el software de esta metodología.

Los beneficios de la adopción de BIM son numerosos. En primer lugar, al tratarse de un modelo digital 3D está parametrizado con información desde el diseño a la ejecución de la obra. Esto genera un gran aumento de la productividad, ya que permite chequear interferencias, reducir imprevistos en la obra y mejorar la gestión y coordinación. Además, se reducen adicionales y redeterminaciones de la obra, lo que implica una disminución significativa de costos y tiempos. Por último, al contar con información controlada durante todo el proyecto, BIM implica mayor transparencia y control en la ejecución de infraestructura pública.

En este marco y analizando el proceso recorrido, la arquitecta Sánchez expresó al respecto: “en la gestión de este cambio cultural que es progresivo y requiere tiempo, tuvimos en cuenta 4 pilares: estrategias, personas, procesos y tecnología. Hemos logrado entre otros hitos la creación de un equipo especializado de 15 profesionales pertenecientes a varias direcciones que ahora conocen el software, la metodología y que desarrollaron los proyectos pilotos con ayuda de Nación”. Además, comentó que esto posiciona al MOSP como pionero en la implementación BIM en el ámbito público y en el desarrollo de proyectos pilotos.

Finalmente y proyectándose en el corto plazo, Sánchez remarcó: “Es mucha la satisfacción al ver la evolución de la implementación porque sabemos que es un gran desafío profesional por lo novedoso no sólo a nivel nacional sino latinoamericano. Tenemos mucho trabajo por delante, la coordinación BIM en muchas reparticiones del Ministerio es compleja pero estamos seguras que movilizará la industria de la construcción a nivel local y regional”.

Próximos pasos
Algunas de las acciones que tiene prevista el Área BIM dependiente de la Secretaría de Coordinación de la Obra Pública del MOSP son relativas a:

Continuar la implementación BIM en el área de inspección y de obra para el Proyecto Ejecutivo ENI 59 (pronto a licitar con documentación BIM)
Iniciar nuevas capacitaciones en las áreas de infraestructura en redes.
Realizar un Proyecto Piloto para Vialidad Provincial (julio 2021)
Realizar transferencias de la metodología, protocolos de trabajo, plantillas, criterio de modelado, documentos BIM, etc. con el resto del personal de las áreas intervinientes en esta implementación.
Continuar con capacitaciones en general.
Compartir con la Universidad Nacional de San Juan la experiencia exitosa para poner en valor la formación de profesionales capacitados en BIM.