El precio de la carne por las nubes: en sólo 2 días aumentó 10 por ciento y se esperan más subas


La media res pasó de valer $268 el kilo el domingo último a $293 este martes. Carniceros alertan que las ventas cayeron 25% en el año y se esperarían más aumentos.



No hay bolsillo que resista es quizás la frase más trillada, pero tan real para graficar lo que está sucediendo con la carne. Entre el último día de noviembre y el primero de diciembre, la media res pasó de valer $268 el kilo a $293, es decir, un aumento del 9,3% en apenas 2 días, que se traslada casi en su totalidad a la góndola. A la par, carniceros alertan que las ventas cayeron 25% en el año.

Diciembre es un mes tradicionalmente de saltos de precios en todos los alimentos por las fiestas de fin de año, pero en esta ocasión con la carne se suman otros factores internos y externos para los brutales aumentos que se registran en especial desde octubre, pero que en 10 meses de 2020 acumulan una suba del 35% cuando en el mismo período, según el Indec, la inflación general de precios fue del 26,9%, es decir, 12 puntos por encima del costo de vida.

Y ni hablar si analizamos por cortes. El Osobuco, un corte popular y de consumo de los sectores en general de menores ingresos y los más afectados por la crisis, pasó de valer a fines de diciembre de 2019 unos $177 en promedio en carnicerías del AMBA, según las estadísticas de Ciccra, a los $259 en la actualidad, es decir, un 48,7% de aumento en 10 meses.

Y con el cerdo sucedió lo mismo. Se sabe que tradicionalmente es un sustituto de la carne, que suele tener valores más altos. Bueno, el pechito de cerdo trepó 47,5% en 10 meses de 2020. El único que se mantuvo al mismo nivel de la inflación general fue el pollo, con una suba del 28% entre enero y octubre de este año.