Dirigentes gremiales presionan a Massa y Lavagna para que se sumen a una PASO con Alberto Fernández


El mundo sindical absorbió el golpe que significó el anuncio de la fórmula presidencial Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner y empieza a mover sus fichas para acercar posiciones y llegar con chances concretas de respaldar una lista ganadora en octubre.



Por ello en cónclaves paralelos diferentes dirigentes gremiales le hicieron saber al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna y al ex intendente de Tigre, Sergio Massa, que la idea es que jueguen dentro de una gran primaria y salgan todos fortalecidos con una lista de unidad de cara a octubre.

El lunes el que escuchó el pedido fue Lavagna, quien ratificó su intención de mantenerse al margen pero no lo dio como algo definitivo. El mismo planteo lo escuchó Massa, el precandidato de Alternativa Federal que se muestra más dispuesto a competir en una interna con el kirchnerismo.

Dio una pista Carlos Acuña, el hombre de Barrionuevo en la cúpula de la CGT, al insistir ayer en la necesidad de que el peronismo compita unido. «Me parecería bien que Massa compita en una PASO con Alberto Fernández. El que gana conduce y los demás acompañan», dijo Acuña en radio El Destape.

Salvo expresiones marginales, Luis Barrionuevo u Omar Viviani por caso, todos los que asisten a los encuentros de los armados presidenciales se muestran propensos a llegar a octubre con una lista competitiva.

Está fresca en la memoria todavía la experiencia de 2017 donde buena parte de la CGT puso su estructura territorial y recursos para apalancar la candidatura de Florencio Randazzo que, sin internas terminó, en el terreno de lo testimonial y sin chances de colocar a ninguno de los hombres del movimiento obrero en la cámara baja, según publica Infogremiales.