Dicatan la conciliación obligatoria en el conflicto con los gremios de la Sanidad


La cartera que conduce Claudio Moroni dispuso iniciar un período de diálogo por el término de 15 días y ordenó al gremio a dejar sin efecto los paros previstos para este jueves y viernes.


El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de Sanidad. La cartera que conduce Claudio Moroni dispuso iniciar un período de negociaciones por el término de 15 días y ordenó al gremio liderado por Héctor Daer a “dejar sin efecto toda medida de acción directa” que impida el funcionamiento adecuado de los servicios. En el sector los trabajadores del Sindicato de la Sanidad y los establecimientos privados de todo el país mantienen conflicto paritario que iba a derivar en un paro de actividades de cuatro horas este jueves y viernes.

Los prestadores de salud privado aseguraron que por el desfinanciamiento no pueden afrontar los aumentos salariales contemplados en las paritarias 2021. Trabajo dispuso da por iniciado el periodo de conciliación a partir de este jueves 1 de julio.

El Ministerio de Trabajo intimó a las empresas nucleadas en la Cámara Argentina de Clínicas y Establecimientos Psiquiátricos (CACEP), en la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA) y en la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), entre otras entidades, “a abstenerse de tomar represalias de cualquier tipo con el personal y/o con cualquier otra persona”. La resolución marca que “resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto planteado”.

“Debe dejarse claramente sentado que el objetivo primordial de dicho procedimiento no sólo es tratar de avenir a las partes para que lleguen a un acuerdo que solucione el conflicto de origen sino, y en primer término, garantizar la paz social atendiendo a la necesidad pública de contrarrestar eventuales desbordes que pudieran suscitar las acciones de las partes”, sostuvo en su resolución la cartera que conduce Moroni.

La resolución intima a la Federación de Sanidad y sus sindicatos adheridos y, por su intermedio, a los trabajadores por ellos representados, a dejar sin efecto, durante el período indicado en el artículo anterior, toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual.

La medida exhorta “a las partes en conflicto a mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias y contribuir, de esa manera, a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales en el seno de las empresas involucradas”.