Renovación de autoridades en la UNSJ


LA CAMPAÑA MENTIROSA DE LOS QUE PERDIERON


Por: Liliana García Facetti.

Decisión adoptada por un órgano democrático de la UNSJ como es su Consejo Superior, desató incomprensible reacción de un sector antidemocrático que no acepta la decisión de la mayoría. Se trata de la prórroga de mandato de las autoridades para evitar que la universidad entre en acefalía.

Por 21 votos a favor y 11 en contra, los consejeros representantes de todos los estamentos decidieron que, en coincidencia con la prórroga de los plazos del calendario electoral hasta que la pandemia del covid permita elecciones, todas las autoridades sigan en funciones.

El plazo es el mismo que fundamentó el propio consejo para la suspensión del proceso de renovación de autoridades: “hasta que termine esta razón de fuerza mayor” que nos afecta a todos. Sentido común, que le dicen. Pero para los que no saben perder y aceptar la decisión de la mayoría, resulta ser el menos común de los sentidos.Es lamentable que el sector que acompaña a la vice rectora y candidata Mónica Coca, quién se rasga las vestiduras condenando las fake news en tiempos de pandemia, defensora a ultranza de la ética periodística, permita ( uno cree que no puede ser ajena a ello) la difusión de noticias falsas, malintencionadas y que deterioran la imagen de la propia universidad que ella pretende dirigir.

Decir que el rector Nasisi es el gran dictador que se autoprorroga mandato ( el de Coca incluido) en una universidad autoritaria y excluyente, porque no supo convencer a los consejeros de su propuesta , es una construcción que no resiste el menor análisis. Aún sectores opositores como el liderado por la decana de Filosofía entendieron que no es momento de especulaciones.

Afortunadamente la comunidad en general y la universitaria en particular, sabe distinguir la verdad de la mentira, la honestidad de la mala leche. La Asamblea Universitaria, máximo órgano decisorio de la universidad debatirá lo decidido por el consejo , y lo aprobará o no. Así funciona la democracia universitaria

La propuesta de su sector, claramente derrotada al momento de la votación pretendía poner en funcionamiento en julio el proceso eleccionario, sin garantizar la participación de estudiantes ingresantes, egresados y hasta los propios docentes y no docentes, todos afectados por una pandemia que mata diariamente a miles y miles de personas en todo el mundo. Votar en noviembre, a como dé lugar, es priorizar intereses individuales por sobre los intereses de todos y todas. (La postura de su compañero de fórmula Tadeo Berenguer en la sesión dejó en claro esa posición ). La campaña mentirosa que inició el espacio de Coca termina resultando un boomerang que se le vuelve en contra.