Noviembre arranca con una catarata de aumentos en alimentos, naftas, prepagas y celulares


Lejos de mostrar síntomas de desaceleración, los precios siguen tomando impulso y además del reciente ajuste en combustibles, la gente deberá también asumir aumentos en celulares, prepagas y servicios públicos, y renovados incrementos en alimentos clave, como la carne y el pan.



El programa oficial para aliviar los efectos de la devaluación luego de las PASO empezó rápidamente a diluirse y ahora los precios de artículos de primera necesidad y de servicios retomaron la tendencia alcista.

Desde el primer día de noviembre, el Gobierno dejó sin efecto el congelamiento de los combustibles -que vencía el 13 de noviembre- y habilitó una suba del 5%, que siempre tiene alto impacto en el resto de la actividad.

Este nuevo incremento se trata del séptimo ajuste del año, con lo que ya acumulan un incremento del 27%, por debajo de la inflación estimada entre enero y octubre, cercana al 42%.

Lo más preocupante es que petroleras y estacioneros advierten que el retraso en los precios llega al 20%, por lo que son de esperar más ajustes, que a su vez presionarán más sobre los costos de alimentos y artículos de primera necesidad.

Entre los alimentos, en los próximos días se esperan subas del 18% en promedio para los cortes cárnicos mientras que también el pan tendrá ajustes cercanos al 30%, a raíz del aumento en el costo de la harina.