Se recuerda un nuevo aniversario del devastador terremoto de 1944


El terremoto ocurrido el 15 de enero de 1944 devastó la ciudad que había sido construida a base de adobe. Se estima que la destrucción fue de un 80% y que las víctimas fueron miles.



Bastaron poco más de 20 segundos para que prácticamente toda la ciudad de San Juan quedara bajo los escombros. La destrucción fue casi total y las consecuencias dejaron una herida abierta. Tras el terremoto ocurrido hace 76 años, un 15 de enero de 1944, San Juan tuvo que ser reconstruida. La edificación sismorresistente que en la actualidad está estipulada bajo reglamentación y que a la hora de construir es obligación, fue producto de aquel desastre natural. Tras este sismo, que implicó un antes y un después para los sanjuaninos, también se creó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres).

El terremoto del ’44 está grabado en la historia de los sanjuaninos. Aun cuando no se haya vivido, siempre hay testigos dispuestos a recordar la horrorosa historia que se vivió desde ese sábado trágico a las 20,52. Su epicentro fue a 20 kilómetros al norte de la ciudad sanjuanina, en La Laja, Albardón. Se estimó su magnitud de ondas superficiales en 7,4 grados, la magnitud de momento fue calculada años más tarde entre 6,9 y 7,0 y la profundidad calculada fue entre los 11 y 16 kilómetros.

Durante años se dijo que las víctimas alcanzaron la cifra de 10 mil, luego se dijo que eran 5 mil. Lo más concreto es un estudio que se realizó desde el Museo de la Historia Urbana, en 2014 y que pudo detectar unos 2 mil nombres de las personas que fallecieron esa fatídica noche. El registro surgió de una exhaustiva investigación realizada en el Cementerio de la Capital durante cinco años. El responsable de la investigación fue el sociólogo Juan José Arancibia. Estos nombres se pueden encontrar en un listado que hay en el Achivo General de la Provincia de San Juan, que depende del Ministerio de Gobierno de la provincia.

El sismo devastó la ciudad que estaba construida a base de adobe Luego de eso hubo un importante plan de reconstrucción en el que se tuvo en cuenta la sismoresistencia de la edificación.

El hecho estremeció al país. Tal es así que a la hora de ayudar llegaron personas de distintos puntos del país. En este marco, y durante la recaudación de fondos para colaborar con San Juan, Juan Domingo Perón conoció a Eva Duarte. Ambos, años más tarde, llegaron a la provincia para hacer inauguraciones tras la reconstrucción.