Terremoto de 6,1 grados de magnitud sacudió el oeste de Japón


Según la escala de la Agencia Meteorólogica de Japón (JMA, por sus siglas en inglés), el epicentro del movimiento telúrico fue localizado a una profundidad de 10 kilómetros en el área de la prefectura de Osaka.



Se informa de posibles daños materiales en la zona cercana al epicentro. La alerta de tsunami no fue activada.

Según NHK, el sismo causó interrupciones en el sistema de transporte, quedando suspendido el tráfico ferroviario en la zona afectada.

Según la escala sísmica utilizada en Japón, durante un temblor de magnitud 5,9 resulta difícil mantenerse de pie, mientras que los edificios no resistentes a los sismos pueden resultar dañados, tanto en su fachada como en sus pilares.