Gran éxodo turístico por el feriado extra largo de Semana Santa


San Juan registra un gran movimiento positivo de turistas procedentes principalmente de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.


 

Al mediodía, bajo el cálido sol de nuestra provincia, un grupo de turistas y sanjuaninos fueron parte de Cocina Participativa en la Bodega El Milagro. Los productos regionales fueron los protagonistas con los que tres equipos tuvieron que preparar una entrada, un plato principal y un postre.

En un ambiente de mucha alegría, los participantes prestaron especial atención a las indicaciones de los cocineros y aprendieron a cocinar platos típicos de San Juan como el tomaticán. La reina del Sol, Jocelyn Mauro, fue parte de la actividad y colaboró con la elaboración del postre.

Los turistas coparon El Carrascal

Desde Entre Ríos, La Pampa, Córdoba, Buenos Aires, San Luis, Santa Fe, entre otros puntos del país, los sanjuaninos recibieron a los turistas en El Carrascal. Entre mate cocido y sopaipillas, distintos contingentes y turistas aprovecharon para sacarse fotos en la Peatonal Maestro de América.

La oficina de Informes del Ministerio de Turismo y Cultura brindó información sobre los distintos atractivos turísticos y las más de 200 actividades organizadas para esta Semana Santa. Entusiasmados, los visitantes disfrutaron de una mañana distinta y entretenida.

Las bodegas sanjuaninas, unas de las principales atracciones

Durante la tarde, los visitantes recorrieron la ruta del vino y degustaron exquisitos vinos sanjuaninos, apreciando sus aromas y sabores. En la Bodega Fabril Alto Verde, ubicada en el departamento de Pocito, los turistas llegaron motivados para realizar una visita guiada y conocer los exclusivos vinos ecológicos que se elaboran en ese lugar.

Las familias también conocieron el arte de pintar con vino. El artista Gavis Robledo fue el encargado de explicarle a la gente esta novedosa técnica que consiste en realizar pinceladas creativas sobre láminas utilizando diferentes tipos de varietales. El resultado final es fabuloso, diversos paisajes y formas llamativas que se pueden lograr con los colores del vino.

Lo más divertido sin duda fue la participación del mago Mauricio en la Bodega de Pocito. Fiel a su estilo humorístico, presentó un gran show de entretenimiento para los chicos y los padres.