Inicio Destacadas Aumentan los casos de Covid-19 en Argentina, ¿llegó la subvariante JN.1?

Aumentan los casos de Covid-19 en Argentina, ¿llegó la subvariante JN.1?

Los casos reportados de Covid aumentaron en las últimas semanas, especialmente en la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires, Chaco, Jujuy y Tucumán, lo que especialistas consideraron que puede ser consecuencia del ingreso de la subvariante JN.1


Los casos reportados de Covid aumentaron en las últimas semanas, especialmente en la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires, Chaco, Jujuy y Tucumán, lo que especialistas consideraron que puede ser consecuencia del ingreso de la subvariante JN.1 -que está causando una ola a nivel mundial-; no obstante, señalaron que «no hay que alarmarse» y recordaron la importancia de aplicarse las dosis de refuerzo de las vacunas contra el coronavirus.

«En las últimas dos semanas se observa un aumentos de casos. Si se ordenan los casos por fecha de inicio de síntomas (FIS) a nivel nacional se pasó de 84 notificaciones diarias promedio en la semana del 18 al 24 de diciembre a 212 en la semana del 1 al 7 de enero», describió a Télam el físico e investigador de Conicet Jorge Aliaga.

Aliaga recordó que «las notificaciones son sólo una mínima parte de lo que sucede porque en la actualidad es poco el hisopado que se realiza».

Aún así, los casos vienen aumentando notoriamente en las provincias de Tucumán, donde se pasó de 21 casos diarios promedio en la semana del 18 al 24 de diciembre a 97 en la semana del 1 al 7 de enero; Jujuy, donde las notificaciones crecieron de 3 casos diarios promedio a 23 en los mismos períodos; Chacho, donde se pasó de 3 casos diarios promedio a 11, y Buenos Aires, donde aumentaron de 15 casos diarios promedio a 34. En Ciudad de Buenos Aires también hubo un incremento de 7 notificaciones diarios promedio a 17 en el mismo período.

Qué pasa con la subvariante JN.1 en el mundo?

En este contexto, el virólogo Humberto Debat detalló el origen de esta subvariante del SARS-CoV-2 y los efectos que fue causando: «En agosto del año pasado surgió una versión muy divergente que se denominó BA.2.86 que incluía muchas mutaciones y esa gran divergencia en puntos clave del genoma hizo un llamado de atención por lo cual la OMS la clasificó como variante de interés en base a estos datos genético y a un pequeño aumento de su prevalencia», recordó.

«Con el paso del tiempo -explicó- BA.2.86 no alcanzó niveles de frecuencia muy altos, pero un derivado de ésta, que denominó JN.1, empezó a aumentar su frecuencia y por este motivo el pasado 19 de diciembre la OMS la declaró como variante de interés por separado de su variante de origen».

En efecto, entre finales de diciembre y la actualidad la subvariante JN.1 se convirtió en la más prevalente a nivel mundial: «Hoy es la variante dominante en Estados Unidos y Europa y a nivel global el 70% de las infecciones que se secuenciaron (analisis del genoma del virus) corresponden a este sublinaje», indicó Debat.

Y añadió que «esto quiere decir que este sublinaje es el que está impulsando las infecciones a nivel global, donde en este momento está haciendo un crecimiento acentuado principalmente en el hemisferio norte, donde además se encuentran atravesando el invierno».

El especialista detalló que «si uno compara el escenario actual del hemisferio norte con el del año pasado en la misma época, un dato preocupante es que hay un 20% más de infecciones; sin embargo, teniendo más nivel de infecciones tienen un 38% menos de hospitalizaciones por Covid».

En varios países de Europa hay un incremento de personas hospitalizadas por la coexistencia de coronavirus con otros virus estacionales como influenza y virus sincicial respiratorio (VSR); en efecto, algunos países de Europa (como España e Italia) y algunos distritos de Estados Unidos han reestablecido la obligatoriedad del uso de barbijos en hospitales y centros de salud.

Artículo anteriorLey Ómnibus – Comenzó el debate en una jornada intensa en el Congreso
Artículo siguienteAerolíneas Argentinas – El gobierno redujo un 43% la estructura gerencial