Una familia necesitó cerca de $ 66.500 en junio para no caer en la pobreza


El Indec reveló que una familia precisó de casi $ 65.000 para no ser considerada pobre en junio. En comparación al mismo mes del año pasado, la canasta básica registró una disparada de casi 52%.



El costo de la canasta básica total (CBT), que marca la línea de situación de pobreza, fue en junio de $ 66.488,33, con un aumento del 3,2% mensual. Desde una comparación interanual se incrementó 51,8%, mientras que en lo que va de 2021 acumuló una suba del 22,7%.

Por su parte, el costo de la canasta básica alimentaria (CBA), que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de la indigencia, marcó en junio un incremento de 3,6% para una pareja con dos hijos, que necesitaron percibir ingresos por un monto estimado en $ 28.413,82. En lo que va del año, el indicador acumuló un alza del 25,3%.