El Sabalero se consagró campeón del fútbol argentino por primera vez


El conjunto Santafesino goleó a Racing por 3 a 0 en un segundo tiempo a pura contundencia, se quedó con la Copa de la Liga Profesional y se clasificó a la Copa Libertadores 2022.


Colón de Santa Fe escribió este viernes la página más importante de su historia al lograr su primer título en Primera División con una contundente goleada sobre Racing por 3 a 0, en la final de la Copa de la Liga Profesional disputada en San Juan.

El encuentro tuvo un primer tiempo trabado y deslucido, pero el “Sabalero” logró desbloquear el empate con un desvío de Rodrigo Aliendro dentro del área chica, tras un centro rasante desde la derecha, a los 13 minutos del complemento.

Con el experimentado Luis “Pulga” Rodríguez como emblema y capitán, Colón aprovechó cada oportunidad que le dio la “Academia”, nervioso y desesperado con la desventaja, y lo liquidó gracias a una soberbia definición de emboquillada de Cristian Bernardi, a los 26.

A falta de cuatro minutos, el que dejó su sello fue el zurdo Alexis Castro, quien enganchó dentro del área y colocó la pelota contra un palo ante la mirada del arquero Gastón Gómez.

De esta forma, el entrenador Eduardo Domínguez cerró un semestre ideal en el que ganó la zona A y se consagró campeón por primera vez tras eliminar a Talleres de Córdoba por penales, Independiente y Racing, sucesivamente en los Playoffs.

Colón había sido subcampeón de la Copa Sudamericana en 2019, luego de perder la final ante Independiente del Valle de Ecuador, en Asunción del Paraguay.

Ahora volverá a la competencia internacional ya que clasificó a la Copa Libertadores 2022, cuya última presencia en ese torneo fue en 2010.

El primero fue aburrido, en el segundo Colón explotó.

En el primer tiempo ninguno de los dos equipos logró imponer su juego y apenas un remate al arco se vio, y débil de Bernardi, que evidenciaron los nervios que se apoderaron de los 22 protagonistas.

El miedo a ganar era más fuerte que la necesidad de ir por la victoria y con el correr de los minutos Colón inclinó la balanza, con un juego más armonioso y con la cabeza puesta en el obojetivo final.

A los 13 el joven Ferreyra, llegado desde River, envió un centro al corazón del área para que Aliendro toque a la red, ante el desconcierto del fondo racinguista.

Racing fue solo intenciones individuales y poca coordinación en equipo, la desesperación por ir en busca del empate, dejó grietas en sus espaldas y esos espacios Colón los pudo aprovechar.

Con un Bernardi todo terreno y un Lértora que supo marcar el termómetro del mediocampo, el segundo gol llegó tras una exquisita definición del primero de ellos.

En el final, Racing era un cúmulo de voluntades dispersas y eso Colón no lo dejó pasar, porque Castro le puso el broche de oro a una noche ideal y a un torneo que quedará en la historia “sabalera”.

Fuente: Viernes 4 de junio de 2021 Noticias Argentinas