Desde Rusia confirmaron que se cumplirá con todas las obligaciones internacionales


Lo confirmó el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov. Además, aclaró que su “prioridad absoluta” en este momento es satisfacer su demanda interna.



“Efectivamente, como la prioridad absoluta es el consumo interno y la satisfacción de las necesidades internas —la vacunación de la población de Rusia— es en esta prioridad que los fabricantes y nuestros departamentos se están concentrando ahora”, confirmó el vocero.

Sin embargo, si bien “no es posible satisfacer absolutamente toda la demanda en el extranjero de inmediato”, al cabo de un tiempo “todas las obligaciones se cumplirán”, recalcó.

Así le respondió a una nota del diario La Nación de Argentina, que la semana pasada publicó un artículo en el que señalaba que muchos ciudadanos del país que recibieron la primera dosis de Sputnik V entre marzo y abril aún no pueden acceder a la segunda inyección debido a posibles retrasos en las entregas desde Rusia. El COFESA, organismo que nuclea a los 24 ministros de salud subnacionales y a Carla Vizzotti, había dispuesto que las dosis se aplicara con un intervalo mínimo (no máximo) de tres meses, que por el momento se viene cumpliendo.

Según el medio ruso RT, desde el Gobierno argentino aseguraron: “Estamos trabajando para cumplir con el cronograma de vacunación. Estamos pidiendo a Rusia que envíe segunda dosis porque hay muchas personas a las que se les están cumpliendo las 12 semanas desde la primera dosis”.

Aun así, la fuente matizó que “no hay que generar angustia”, ya que la primera dosis de la vacuna rusa tiene una eficacia del 78,6 % frente a los contagios y “previene fuertemente los casos graves y las muertes”, publica RT.

El ministro de Industria y Comercio de Rusia, Denís Mánturov, afirmó: “Hasta la fecha, todos los procesos tecnológicos se han establecido y, a partir de julio, sobre la base de los planes de las empresas, será posible garantizar la producción de hasta 30 millones de dosis solo de Sputnik V. Y si hablamos, además, de la producción en el extranjero, entonces serán alrededor de 5-6 millones de dosis adicionales”.

El laboratorio argentino Richmond informó el pasado viernes que había concluido la producción de 448.625 dosis de Sputnik V, el primer lote elaborado en el país sudamericano. Las vacunas ya fueron enviadas al operador logístico, a la espera de la aprobación final por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) y del Instituto Gamaleya de Moscú, el centro de investigación que desarrolló el antídoto.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y Alberto Fernández oficializaron el pasado 4 de junio el inicio de la producción de Sputnik V en el país sudamericano, con lo que Argentina aportará más vacunas no solo a su plan nacional, sino también a otros países de América Latina.

 

Fuente: miércoles 23 de junio de 2021 – (El Destape)