El cohete chino se desintegró y cayó sobre el océano Índico


El gobierno de China informó este domingo que los restos de su cohete Larga Marcha-5B Y2 fuera de control entraron en la atmósfera terrestre y detalló que la mayoría de los escombros se quemaron sin causar daños humanos ni materiales.



“Según la supervisión y el análisis, a las 10H24 (02H24 GMT) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Long March 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera”, informó la Oficina de Ingeniería Espacial china en un comunicado, proporcionando las coordenadas de un punto situado en el Océano Índico cerca de las Maldivas.

Según informa el sitio RT citando como fuentes el canal CGTN y a la la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada del país, partes del cohete reingresaron en la atmósfera a las 10:24 hora de Pekín (00:24 de Buenos Aires) sobre el océano Índico, al suroeste de la India y Sri Lanka: coordenadas en la longitud 72,47 grados este y la latitud 2,65 grados norte.

La agencia añadió que la mayor parte de este segmento se desintegró y destruyó al entrar en la atmósfera terrestre. Las coordenadas quedarían entorno a las islas Maldivas en el océano Índico, al sur de la India, apuntó la prensa local china.

El tamaño del objeto, con una masa estimada de entre 17 y 21 toneladas y un tamaño de aproximadamente 30 metros, y la velocidad a la que avanzaba -unos 28.000 kilómetros por hora- motivó la activación de varios de los servicios de vigilancia espacial más importantes del mundo, entre ellos el Pentágono o el Servicio de Vigilancia y Seguimiento Espacial de la Unión Europea (EUSST).

 

Fuente: domingo 9 de mayo de 2021 –  (DW – Minutouno)