Trabajo dictó la conciliación obligatoria y frenó el paro de micros de larga distancia


El Ministerio de Trabajo dictó esta tarde la conciliación obligatoria por 7 días en el conflicto con choferes de micros de larga distancia, que a medianoche iban a iniciar un paro de 48 horas.



La cartera que conduce Claudio Moroni convocó al gremio de la UTA y las cámaras empresariales a una reunión virtual para el miércoles próximo a las 15:00 a fin de continuar las negociaciones.

El sindicato había decretado la huelga de dos días ante el estancamiento en las negociaciones salariales con las entidades del sector.

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, explicó que el paro fue dictado en reclamo de salarios, viáticos y condiciones laborales.

“Las patronales no trajeron ni una oferta”, se quejó el dirigente.

“Frente a este negativo panorama y el hecho que son varias las empresas que adeudan salarios y viáticos, no le queda a la
UTA otra opción que realizar medidas de fuerza en defensa de los choferes”, había advertido el histórico dirigente.

El sindicato, además de reclamar por el tema salarial, exige la implementación de una mesa de negociaciones de las paritarias
2021 para choferes de micros de larga distancia para debatir sobre condiciones laborales.

También piden que las empresas se hagan cargo del pago de viáticos, que consiste en una suma fija de 300 pesos por día
para la comida y hospedaje de los choferes.

De acuerdo con estimaciones gremiales, 7 de cada 10 choferes se encuentran prácticamente sin poder ejercer las tareas debido
a la caída en la actividad por efecto de la pandemia y las medidas sanitarias para controlarla.

En este sentido, la UTA reclama también fechas concretas para efectivizar los aportes que el gobierno nacional realiza al
sector de manera extraordinaria.

Estos aportes estatales permiten sostener la masa salarial de casi el 75% de la planta de choferes.