Copa Libertadores: Boca superó 2-0 a Santos en la Bombonera


Boca Juniors le ganó esta noche por 2 a 0 a Santos en La Bombonera, por la segunda fecha del Grupo C de la Copa Libertadores de América.



El equipo visitante llegó a este encuentro en medio de un conflicto interno, tras la renuncia del entrenador argentino Ariel Holan y la presencia de Marcelo Fernandes en el banquillo, como interino.

La etapa inicial fue deslucida, con Santos proponiendo algo más que un opaco equipo Xeneize, que contó desde el arranque con la presencia del delantero Cristian Pavón.

El arranque del partido mostró a un Santos protagonista, yendo a buscar el arco de Rossi ante un Boca que esperó y apeló a la velocidad de Pavón y Villa para el contragolpe.

Si bien no tuvo chances claras para lastimar, fue buena la propuesta de Santos, con las subinas de Pará por derecha y las corridas de Marinho.

Boca emparejó las acciones a partir del primer cuarto de hora, pero le faltó creación y dependió de los desbordes de Pavón y Villa.

La mejor oportunidad del primer tiempo la tuvo Pavón, a los 42 minutos, con una corrida de Pavón, quien se las tuvo que arreglar solo porque no tuvo compañeros en el área, enganchó dos veces y disparó para la correcta respuesta del arquero Joao Paulo.

Pero la madeja se empezó a desenredar para Boca apenas comenzado el segundo tiempo, ya que al minuto no más un córner lanzado desde la izquierda por Pavón encontró la cabeza de Lisandro López para desviar la trayectoria de la pelota al segundo palo, por donde ingresó Tevez libre de marcas para señalar la apertura.

A partir de allí si ya Boca tomó el dominio futbolístico y emocional del partido y no lo abandonó durante el resto de la primera etapa.

Por eso cuando promediaba la misma hubo un compendio de virtudes muy prometedoras para que Boca llegara a la segunda y definitiva conquista de este segundo partido copero.

Hubo un gran quite de Alan Varela a Marinho en los umbrales del área boquense, la pelota derivó en Tevez y éste realizó una precisa habilitación para Villa, que definió con un remate bajo, haciendo la diagonal del medio hacia la izquierda.

Todavía quedaba por delante la segunda mitad del período final pero la historia ya estaba consumada, y en ese lapso el conjunto auriazul no sufrió sobresaltos y hasta pudo reservar energías, algo que preocupa en exceso a Russo por lo apretado del calendario.

Es que Boca volverá a jugar por la Copa de la Liga Profesional el próximo domingo en el inusual horario de las 10 ante Lanús e inmediatamente deberá viajar a Ecuador para el tercer cotejo de este grupo de Libertadores ante Barcelona, que lo recibirá en Guayaquil donde mañana hará lo propio con The Strongest.

Y si gana Boca también ese partido justo el día 4 de mayo en que cumplirán años los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, entonces Russo podrá respirar mucho más tranquilo, porque la clasificación en el Grupo C le quedará bien al alcance de la mano.

Por lo pronto ahora Boca es líder con 6 unidades, escoltado por Barcelona con 3, cerrando The Strongest y Santos sin unidades.