River se consagró campeón de la Supercopa Argentina al golear a Racing 5-0


El Millonario arrasó a la Academia en el segundo tiempo, lo vapuleó 5-0 y alzó otro título, su número 12 en la era Gallardo.


La final de la Supercopa Argentina fue una cita perfecta para reencontrarse con el camino de las vueltas olímpicas, la número 12 de la era del Muñeco, ante un Racing que reaccionó de a ratos pero terminó abatido con el poder de contundencia del millonario.

Primeros 15 minutos frenéticos, y con un trámite de partido muy abierto. Suárez erró un gol increíble debajo del arco tras un centro de Carrascal, y River se acomodó bien en la presión y precisión llegando por los dos costados, más la movilidad de De La Cruz y Suárez para moverse por todo el frente de ataque y aparecer en los espacios vacíos rivales.

Y a los 30 apareció la llave por arriba para abrir el partido. Un gran tiro de esquina de Nicolás De La Cruz encontró la llegada a la carrera de Borré, quien con un cabezazo fuerte y contundente marcó el 1-0. Pero allí Racing reaccionó y encontró caminos para complicar a River y para generar dos chances muy peligrosas con remates de Domínguez y Chancalay que pudieron haber empatado el partido.

En el segundo tiempo arrancó mucho mejor Racing, imponiendo ritmo y condiciones de juego. River no podía hacer pie, y había perdido la pelota y el control. Pero el cambio de Julián Álvarez por Borré marcó un antes y un después, y ahí llegó una ráfaga de goles incontenible.

Primero Álvarez con una gran definición después de una patriada de Enzo Pérez. Después De La Cruz aprovechando una falencia defensiva. Siguió Miranda en contra después de una gran jugada de Suárez. Y la cerró el 7 bravo de River después de una hermosa asistencia de Álvarez. Una goleada aplastante para conseguir una nueva vuelta olímpica en el ciclo más exitoso de la historia del club.