Murió el empresario Jorge Brito en un accidente aéreo


El helicóptero en el que viajaba el empresario Jorge Brito, dueño del Banco Macro, sufrió un accidente esta tarde en la zona del embalse Cabra Corral, donde se precipitó sobre uno de los cursos de agua cercanos al embalse.



Según pudo confirmar el diario Página 12, el empresario murió en la caída. El ministro de Seguridad salteño, Juan Manuel Pulleiro, confirmó que el accidente ocurrió cuando la nave se enredó con cables de acero utilizados para la práctica de la tirolesa.

Según los medios salteños, Brito viajaba solo junto a su piloto personal en un Eurocopter AS350 Ecureuil, matrícula LV-FQN. Antes del accidente, había mantenido una reunión con el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, en Finca Las Costas, cerca de la capital salteña. El banquero regresaba hacia la localidad de Joaquín V. González, al sur de la provincia, donde tiene campos 90 mil hectáreas de feed lots y otros negocios agropecuarios.

En base a testimonios de testigos, se supo que el accidente ocurrió alrededor de las 15.30, cuando la nave cayó sobre el río del Juramento, entre los embalses, en una zona utilizada para la práctica de rafting, conocida como «Vuelo del Cóndor». El motivo del accidente fue que la nave se enredó con los cables de acero que se utilizan para hacer tirolesa. El cable está ubicado a una altura de entre 70 y 100 metros, dentro del cañadón del río.

El motivo del accidente fue confirmado por el ministro de Seguridad salteño, Juan Manuel Pulleiro, quien sobrevoló la zona del accidente. Según lo narrado por el funcionario el helicóptero cayó en el río, pero estima que ambos pasajeros murieron inmediatamente por el impacto, aunque aclaró que eso se determinará posteriormente. El piloto Santiago Beaudean, de 45 años, tenía licencia de piloto comercial desde 1997.

En Salta era sabido que Brito habitualmente se movilizaba en helicóptero y en su avión privado para atender sus emprendimientos agropecuarios en el departamento de Anta e inclusive, según allegados al dueño del Macro, el banquero solía tomar el control de la nave, asistido por su piloto.

Pulleiro describió que la ruta aérea del accidente es habitual para trasladarse desde la capital al sur, y que los cables con los que chocó el helicóptero hace mucho tiempo que están instalados en el lugar, descartando que hayan sido clandestinos. De todas maneras señaló que los cables carecían de demarcación de seguridad, por lo cual era difícil verlos.

El banquero y ex presidente de Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) había tenido su última aparición pública para plantarse contra la aprobación del aporte solidario para las grandes fortunas. «Solo creará una rebelión fiscal como nunca se ha visto y posiblemente no se cobre nada o poco y solo se mediatizará nuevamente una guerra entre el Gobierno y los empresarios», advirtió el lunes pasado en una entrevista a Infobae.