El dólar blue bajó por cuarto día consecutivo y cotizó a $175 para la venta


El dólar blue registró este jueves una caída de $3 y cotizó a $175, con lo que retrocedió 20 pesos en la semana, y la brecha con el oficial se redujo al 123%.



El Banco Central consiguió un saldo positivo de u$s 5 millones tras su intervención en la plaza.

En el mercado mayorista, donde opera la autoridad monetaria, el billete norteamericano cerró a $78,30, apenas un centavo debajo de la jornada anterior.

Desde el 15 de octubre pasado que el tipo de cambio mayorista no anotaba un cierre inferior al del día anterior, mientras que el volumen operado llegó a u$s 216 millones.

En igual sentido, las cotizaciones bursátiles operaron con pérdidas: el contado con liquidación retrocedió 0,7% a $151,22, con lo que sumó la quinta jornada en baja y achicó al 93% la brecha con el oficial, la menor diferencia desde el 2 de octubre.

Por su parte, el dólar MEP o Bolsa registro un descenso del 0,6%, a $144,04 y el spread con el oficial descendió al 84%.

El mínimo margen positivo que tuvo el Central con su intervención en el mercado le permitió quebrar la racha desfavorable de los últimos días, en medio de un fuerte temblor cambiario.

La divisa para ahorro, según los promedios informados por el Banco Central, fue ofrecida a $77,60 para la punta compradora y a $83,90 para la vendedora, igual valor que el día anterior.

Con esas cotizaciones, sumados el recargo del impuesto PAIS y el nuevo tributo que puede ser deducible a futuro de Ganancias y Bienes Personales, el dólar «solidario» cotizó a $138,44.

En el circuito paralelo, la divisa norteamericana acumuló una caída de $20 a lo largo de la semana, lo que permitió bajar la brecha con el oficial que el viernes pasado había trepado en forma preocupante al 150%.

La baja en las cotizaciones le dio oxígeno al Gobierno que consiguió frenar la corrida cambiaria que llevó el dólar paralelo a casi $200.

Con la exitosa colocación de bonos de este martes, que incluyó un título en dólares (dollar linked), el Ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán logró recaudar unos $255 mil millones, más del doble de vencimientos de esta semana.

Con esa operación, la cartera de Economía logró quitarle más presión al dólar, pero el dato preocupante es que las reservas del Banco Central siguen bajando y ya perforaron la barrera de los u$s 40.000 millones.

Una aclaración del Gobierno

Mientras tanto, El Gobierno salió a aclarar este jueves que «de ningún modo» la intervención en el mercado de cambios supone un endeudamiento al 16% en dólares, como trascendió entre especialistas del sistema financiero.

Las distintas herramientas implementadas por el Gobierno Nacional para brindarle tranquilidad al mercado de cambios «no implican de ninguna manera que el país se esté endeudando al 16% en dólares», dijo una fuente oficial de primera línea a la agencia NA.

Explicó que «hay dos maneras de intervenir en el contado con liquidación: . – «Recomprando deuda en dólares.

A los precios de hoy esto implica desendeudarse y no endeudarse». – «Rescatando deuda en pesos, comprándola con bonos en dólares.

Esto no implica endeudarse al 16% sino cambiar la moneda de endeudamiento a un costo mucho menor», dijeron las fuentes oficiales.

Asimismo, se precisó que «el tipo de cambio al cual se compran los bonos en pesos es el del CCL» y, por lo tanto, «ninguna de las formas de intervención implica endeudarse al 16% en dólares».

El Gobierno decidió salir a hacer esa aclaración luego de que en las últimas horas surgió una polémica sobre la estrategia elegida por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para hacer frente a la escalada del dólar.

Según esas advertencias, el Gobierno, al vender bonos en dólares pero contra pesos, estaba provocando una caída de esos títulos.

Esos especialistas señalaron que al vender bonos en dólares se incrementa la deuda pública con acreedores privados y se reduce la intraestatal.

Explicaban que no es lo mismo deberle, por ejemplo, 100 dólares a la ANSeS o al Banco Central, que a un fondo de inversión.

Es que a los organismos públicos se los puede reprogramar sin pedirles permiso mientras que con los privados hay que sentarse a negociar.

También alertaron que el Gobierno, al vender estos bonos, está tomando deuda al 17 ó 18% anual, que es lo que rinden los depreciados papeles de deuda argentina en el mercado secundario, aunque Economía rechaza ese planteo.

De todas formas, los analistas recomiendan seguir de cerca cuál terminará siendo el costo fiscal de la jugada del ministro Guzmán.

También qué ocurrirá con los bonos por unos u$s 10.000 millones que estarían en poder del Banco Central.

Las reservas perforaron el piso de los u$s 40.000 millones y la autoridad monetaria explicó que durante el año se vieron perjudicadas por los «efectos de una crisis de endeudamiento que afectó no sólo al sector público, sino también al privado», en el marco de la pandemia.

Fuente: lueves 30 de octubre de 2020 – (NA/mercado cambiario).