Falabella y Sodimac cerrarán cuatro sucursales en Argentina


La empresa Falabella anunció el cierre de cuatro sucursales en nuestro país producto del mal momento que ya atravesaba la compañía en 2019 y por el aumento de la modalidad de compra online ya que el aislamiento social modificó el comportamiento comercial de la población.



A través de un comunicado, en Falabella Argentina reconocieron la búsqueda de algún socio para sus operaciones locales y anunciaron el cierre de cuatro de sus sucursales. «Falabella se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas», señaló el documento.

«Por otra parte, la pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses. Las tiendas son: dos Sodimac ubicadas en Villa Tesei y Malvinas Argentinas y dos Falabella, Florida 343 y Tortugas Open Mall», indicó el comunicado.

Cabe mencionar que la firma cerrará cuatro de sus 19 locales y uno de los motivos principales fue la mayor venta por Internet. En enero, Gastón Bottazzini, presidente ejecutivo de Falabella, expresó al diario La Tercera: “No es que por el cambio de conducción política haya tenido un freno, la economía había perdido ritmo antes».

Fuertes pérdidas

La casa matriz de la compañía reportó pérdidas por U$S 157 millones en el segundo trimestre de 2020, U$S 136,3 millones acumulados en el primer semestre, lo que se explica por los resultados negativos en las áreas de tiendas por departamento y mejoramiento del hogar en Chile y Perú, a lo que se suman los negocios inmobiliarios y bancarios.

«El análisis de cierre de tiendas es algo que hacemos permanentemente, pero no vemos que vayamos a tomar decisiones de cierre fruto de los eventos post 18 de octubre, sí potencialmente fruto del cambio del mix de canales, que el cliente empieza a comprar más online y canibaliza la venta de la tienda, aunque eso se traduce más en cambios en el layout o tamaño que en mantener o cerrar la tienda», había anticipado Bottazzini meses atrás..