Albert Fernández: «hemos venido a ayudar a San Juan a continuar con su desarrollo»


El presidente de la Nación, Alberto Fernández y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, presidieron este martes la firma de una serie convenios para la concreción de importantes obras en la provincia por un monto total que supera los 7 mil millones de pesos.



Entre ellas se destacan la financiación del 50% del nuevo penal, el nuevo hospital de Calingasta, el aporte de más de $ 1800 millones para obras que generarán empleo en los 19 departamentos de la provincia, obras de saneamiento y agua potable por casi $2500 millones, una nueva planta de producción de tomate, la reestructuración del servicio financiero, la finalización de la construcción de la Escuela de Música y la reactivación de la remodelación del aeropuerto Domingo F. Sarmiento.

En su discurso, el presidente Alberto Fernández, agradeció el afecto y la calidez con la siempre es recibido en la provincia: “Para mí es muy grato, hoy empezamos la mañana yendo con Sergio a ver cómo empezó la construcción de un nuevo dique que aprovecha las aguas del río San Juan. Siempre pensamos en cómo ayudar a San Juan para que aproveche mejor sus recursos hídricos. Pude conocer cómo es la lógica de construcción de diques, es una obra de ingeniería impresionante. Cuando uno viene sobrevolando San Juan se da cuenta de la aridez que San Juan tiene y celebro mucho que los sanjuaninos hayan sabido aprovechar al máximo los recursos que tienen”.

El primer mandatario nacional destacó asimismo la apuesta provincial por la generación energías renovables: “Esto habla muy bien de San Juan, no solamente hablamos de prestarle atención al crecimiento y desarrollo, habla también de que San Juan se desarrolla respetando del medioambiente, que es nuestra casa común”.

“Hoy también hemos venido a ayudar a San Juan a continuar con su desarrollo, y lo hago convencido de que la Argentina necesita revisar su sistema de desarrollo porque de otro modo seguiremos generando las inequidades que hemos visto construir en todos estos años. Como bien decía Sergio, la Argentina dice ser un país federal pero la verdad es que no se ha comportado como tal. El país se construyó pensando en que toda la producción argentina saliera desde un centro rico con una periferia empobrecida y la verdades es que la Argentina necesita desarrollarse al unísono. Argentina no tiene zonas periféricas y zonas centrales, la Argentina es una, en cada rincón de la Argentina hay argentinos y son las necesidades esos argentinos lo que debe provocarnos la necesidad de cambiar”.

En ese sentido, Fernández agregó que “lo que uno más debería soñar como argentino es que cada argentino tenga la oportunidad de crecer, de estudiar en una universidad local, de trabajar, de construir una familia y de vivir feliz en la provincia donde ha nacido. Ese debería ser el objetivo de cada uno de nosotros, porque entonces cuando eso pase habremos descubierto que Argentina le ha dado oportunidades a todos por igual”.

El presidente continuó su análisis de la realidad nacional y aseveró que “en verdad lo que nos hace evolucionar o crecer como sociedad no es el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años, porqué el más tonto de los ricos tiene muchas más posibilidades que más inteligente de los pobres. Las mejores sociedades son las que precisamente les brindan a todos la oportunidad de desarrollarse y las oportunidades son iguales para todos. Cuando las oportunidades son solo para algunos es una sociedad que solo genera desigualdad y contra esa desigualdad debemos pelear todos los días”.

Fernández aseguró que “pasan los años y seguimos pensando del mismo modo, sigo pensando en la necesidad de integrar un país, de darles a todos la oportunidad de crecer y desarrollarse y que la plata que se invierte en favor de eso, bienvenido sea. Pienso en la cantidad de empresas, pequeñas, medianas y grandes que han recibido la asignación del Estado y que tan logrado preservar los puestos de trabajo y logrado preservar la empresa. Eso es algo que no hizo el Gobierno de Alberto Fernández, es algo que entre todos hicimos y debemos entender que tenemos muchos desafíos por delante, acá en la tierra de Sarmiento”.

Sobre el cierre de su discurso, Fernández destacó la figura del Maestro de América y su trabajo en pos de la igualdad: “Tengo una enorme admiración por Sarmiento, fue un hombre impresionante en su época y con Alberdi vislumbraron la importancia de la educación pública. Se dieron cuenta de que nada de era más importante para el desarrollo que conocimientos humano. Sarmiento se ocupó de preparar maestros, y en un gesto inigualable de igualdad resolvió que todos lo que estudien en la escuela pública calcen guardapolvos blancos para que las diferencias sociales, allí donde se aprende no aparezcan. Sarmiento lo que nos dijo es que el Estado debe estar muy presente en el desarrollo humano y que finalmente lo que más vale es la igualdad, es propender a un sistema más igualitario. Estoy feliz de estar en San Juan, feliz de estar en la tierra de Sarmiento y feliz de recordar a Sarmiento para que entendamos todos que esa igualdad que nos dan los guardapolvos blancos en los colegios todavía no la vivimos en la sociedad que transitamos. Gracias, San Juan, por tanto cariño, gracias a todos y todas”.