Las protestas por la muerte de George Floyd traspasan las fronteras de Estados Unidos


El asesinato de un hombre estadounidense reavivó las frustraciones por discriminación racial y traspasó fronteras y continentes. Su fallecimiento no solo despertó solidaridad, sino que también ha hecho que cada país recuerde las muertes de afrodescendientes en el marco de hechos con abiertos tintes raciales, una problemática de la que ninguna nación parece estar exenta.



En la capital francesa y otras ciudades del país recordaron y reclamaron justicia por la muerte de Adama Traoré, un francés de ascendencia africana y de 24 años de edad, que murió en una operación policial en 2016 y que algunos han comparado con la muerte de Floyd.

«Cuando te niegas a tratar el problema del racismo, eso conduce a lo que vemos en Estados Unidos», dijo Dominique Sopo, jefe del grupo activista francés SOS Racisme.

El eco de las protestas en Tel Aviv

Hasta que vieron caer la noche, decenas de ciudadanos se manifestaron frente a la oficina diplomática de Estados Unidos en Tel Aviv con carteles que llevaban el nombre de George Floyd y mensajes como “Sin justicia no hay paz” y “No recordaremos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos”.

Las movilizaciones en Sydney

Hasta Australia, un país que en su historia estuvo cerrado a los migrantes que no fueran blancos y que, luego, se abrió a la inmigración multicultural, también llegó el grito de “Black lives matter” o “las vidas de los negros importan”.

Los manifestantes también pidieron un cambio en el trato de las autoridades australianas a su población indígena. «Estoy aquí por mi gente y por nuestros hermanos y hermanas caídos en todo el mundo (…) Lo que está sucediendo en Estados Unidos arroja luz sobre la situación aquí. No importa si se trata de hombres y mujeres negros de aquí o de otro país, ya es suficiente», dijo Amanda Hill, una manifestante en Sydney.

Las protestas en rechazo a la discriminación racial también cobran fuerza allí debido a las tensiones generadas por las declaraciones del primer ministro, Scott Morrison, y el Partido Liberal, que han utilizado el sentimiento antiinmigrante para motivar a su base conservadora.

El grito antirracista de Buenos Aires

En esta nación suramericana también se registraron voces de rechazo por la muerte de Floyd. Pese a que todavía rige el confinamiento obligatorio, algunas personas salieron con mascarillas a marchar para exigir justicia y expresaron su solidaridad con la comunidad afroamericana.

Los manifestantes se congregaron en el Obelisco y se dirigieron hasta la sede de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la capital argentina.

Desde el fin de semana, movilizaciones similares se han presentado en otras ciudades como Berlín, Londres y Copenhague y están previstas nuevas protestas, incluida una serie de manifestaciones frente a las distintas embajadas de Estados Unidos este 6 de junio.

Fuente: martes 2 de junio de 2020 – (France24 – Con AP y Reuters)