El proyecto que autoriza la receta médica digital recibió media sanción en Diputados


Por unanimidad, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que regula la teleasistencia y la prescripción digital de las recetas y estudios médicos y ahora deberá ser tratado por el Senado para convertirse en ley.



La iniciativa autoriza prescripción de medicamentos de manera electrónica y también la teleasistencia, en una reforma que cobra especial relevancia en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio. De esta manera, cuando se sancione la ley en el Senado, la receta digital podrá utilizarse para todo tipo de medicamentos, y las farmacias de todo el país podrán dispensar los remedios prescriptos bajo esta modalidad.

El presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Pablo Yedlin, del Frente de Todos, destacó que «la pandemia va a pasar, pero esta ley es útil porque trae beneficios que permiten adaptar el sistema a los nuevos desafíos tecnológicos. Son cosas muy necesarias que abren una puerta muy importante».

Yedlin recordó que la ley que se modifica «rige desde 1967» y que «en 2001 con la sanción de la ley de firma digital, las recetas igualmente quedaron fuera de ese alcance». En ese sentido, agregó que «recién en 2018 se legisló para que se comenzaran a aceptar las primeras recetas» electrónicas en situaciones muy excepcionales.

«Con motivo de la pandemia, este año se emitió una resolución que permite que la receta sea de puño y letra, sea fotografiada y enviada por mail a la farmacia; y con esta ley se busca que el sistema sea totalmente digital», continuó el diputado y aclaró que también «hay dos leyes previas que serán contempladas al momento de la reglamentación por parte del Poder Ejecutivo: la de protección de datos personales y la de los derechos de los pacientes».

Por su parte, la vicepresidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO), destacó dijo que «esta ley va a permitir no hacer traslados innecesarios de pacientes para obtener una receta» y agradeció a todos los médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares que «están todos los días al pie de cañón» para atender a los pacientes de coronavirus.