Cristina Kirchner: “Fue un plan ordenado por el gobierno saliente”


Pese a la negativa del Tribunal Oral Federal 2 para transmitir en vivo a la declaración de la vicepresidenta electa se pudo escuchar la primera parte de su defensa donde apuntó contra el Gobierno de Macri en forma contundente. “El gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar», manifestó.



Cristina Fernández de Kirchner declara en vivo ante los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu y no es transmitida por televisión como solicitó su defensa. En el comienzo de la audiencia remarcó que «si alguien tenía dudas de la existencia del lafware, la lectura del presidente del tribunal del rechazo del recurso de la transmisión es una clase práctica del lawfare en Argentina llevado a cabo por este tribunal”.

“Esta causa que hoy esta aquí, que se conoce como la causa de la corrupción de la obra publica, tuvo una difusión mediática en vivo y en directo inédita. Y así fue durante todo el juicio. Además, la causa cayó por sorteo (hizo con los dedos las comillas), voy a tener que comprar un número de la lotería. Siempre me toca Bonadio o Ercolini. Todo trasmitido en vivo y en directo. Y ni que hablar cuando comenzó el juicio: se transmitió en vivo y en directo toda la acusación. Nunca en mi vida escuché un guión en lugar de una acusación fiscal”, señaló la vicepresidenta electa.

Mirando a los jueces Cristina preguntó: “¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio me lo dicen?, ¿en serio?”.

Así expuso como la causa donde está siendo acusada «fue un plan ordenado por el gobierno saliente». “El gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar para que no vaya preso, para que venda sus empresas”, añadió.

“El gobierno utilizó la Oficina Anticorrupción y la UIF para impulsar las causas judiciales. El rol de la señora Laura Alonso, no abogada, que asume la OA. Se modificó el decreto para que pueda asumir. ¿Quién es el titular de la UIF? Mariano Federici, un ex funcionario del FMI. Eso no es reprochable, pero Federici viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero. Y el HSBC tiene una causa en la Argentina. Podemos hablar de la estructura de la AFI, de Arribas y de Majdalani, y de la causa de dolores, que el tribunal debería tener en cuenta”, continuó CFK.

Uno de los puntos más fuertes de su discurso fue cuando apuntó que este «plan fue ideado para una feroz e inédita persecución para quien fuera dos veces presidenta de la República. Primero, multiplicidad de procesamientos. Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, la verdad que no se como tuve tiempo para gobernar porque me la pasaba haciendo asociaciones ilícitas”.

“Irurzun te escucha e Irurzun te mete preso. Esa sería la fórmula de Comodoro Py”, reflejó y sostuvo que esto «es el lafware: que los medios de comunicación publiciten cosas que no figuran en el expediente o que no son delitos para conformar a la opinión publica y con eso los jueces no tengan otra alternativa que condenar. Eso es para presionar a los jueces probos. Es para construir mediáticamente lo que no pueden comprobar jurídicamente”.

“Con la DaJuDeCO se difunden en vivo y en directo escuchas de una ex presidenta con un ex funcionario y hay programas de televisión que anuncian como un circo “gran función hoy” la difusión de las escuchas. Y a los jueces de Comodoro Py no se les mueve un pelo cuando son los responsables de esas escuchas. Esto pasó en la República Argentina, no en ningún lugar exótico del mundo. Un año y pico estuvo la responsabilidad de las escuchas en la doctora Gils Carbó y nunca se filtró ni una letra. Bastó que llegara este gobierno para que se difundan conversaciones privadas. ¿Eso no es lafware? ¿Eso no es persecución?”, dijo.

Por último dejó en claro que el Gobierno de Mauricio Macri «llegó con el auxilio invalorable del aparato judicial» y le pegó al fiscal Carlos Stornelli: «Siempre asistí a las indagatorias. No fue la misma actitud de todos los de este edificio que después de acusar a medio mundo tardó ocho meses, nueves meses, para ser indagado de cosas gravísimas”.

Fuente: lunes 2 de diciembre de 2019 (Política Argentina)