Los gladiadores se consagraron campeones del Cuatro Naciones de Handball


La Selección Argentina de Handball cosechó su segunda victoria en igual cantidad de jornadas y se adjudicó el Torneo Cuatro Naciones por anticipado al derrotar a Polonia por 20 a 19.



Los Gladiadores cerraron otro gran partido en el Cantoni y se quedaron con el Torneo Cuatro Naciones que se disputa en el estadio Aldo Cantoni y que tiene como protagonistas a las selecciones masculinas mayores de Argentina, España, Polonia y Rusia, en el torneo internacional más importante organizado en nuestro país y que los sanjuaninos tenemos el privilegio de disfrutar en forma especial.

Pasadas las 19:30 hs llegó el momento de los Gladiadores. El Cantoni ya prácticamente colmado estalló con el ingreso al parquet de la Selección Argentina de Handball. Argentinos y polacos protagonizaban un encuentro clave para las aspiraciones de ambos de quedarse con la Copa Provincia de San Juan. Por suerte el inicio del partido favoreció a los celeste y blanco, que empujados por un Cantoni totalmente lleno, logró tomar una leve ventaja pasados los 10 minutos de la primera parte. Fueron dos goles de diferencia a los 12:34 minutos, logró quebrar el empate que traía el encuentro hasta el momento, gracias a las conquistas de Federico Fernández de penal y de Pablo Vainstein. Esos dos goles fueron claves para mantener la diferencia con que cerraría el primer tiempo en ganancia por 13 a 11 y con 5 goles de Federico Fernández, dos de ellos de penal. Todo bien para los Gladiadores, solo lamentar la salida tempranera de Lucas Aizen, al recibir un golpe y dejar al goleador argentino del encuentro de ayer, en el banco de suplentes.

El segundo tiempo comenzó muy parejo. Los primeros 10 minutos fueron tan parejos que no se sacaron diferencia y a 15 del final la mínima diferencia ponía a Argentina solo un gol adelante 16 a 15. Polonia lograba empatar en varios pasajes del segundo tiempo, llegando a 10 minutos del final con un 17 iguales que el goleador argentino Federico Fernández de penal y posteriormente Manuel Crivelli, se encargaron de romper para colocar nuevamente a Argentina a dos de ventaja 19 a 17 a 8 minutos y medio del final. Los últimos minutos fueron de imprecisiones y lucimiento de los arqueros, Matías Schultz, se ganó que la tribuna coreara su nombre y el partido se puso tenso con un 20 a 19 favorable a los Gladiadores. Último minuto de dientes apretados con penal para Argentina que ataja el arquero polaco Mateusz Kornecki a solo 50 segundos del final y pone el partido al rojo vivo en los últimos 20 segundos y con posesión polaca. Por suerte el ataque visitante fue neutralizado por una excelente defensa argentina y el cronómetro se extinguió con victoria de los Gladiadores por 20 a 19. El “Colo” Pablo Vainstein fue condecorado como el mejor jugador del partido ante el gigante festejo de todo el Cantoni, que se mantuvo en vilo hasta el último segundo y que desató su algarabía al finalizar el encuentro.