Alberto desde Tucumán: «Otros piensan que la educación es un gasto, pero para nosotros la educación es futuro”


En su primer acto público después de regresar de su gira europea, el candidato a presidente por el Frente de Todos compartió un encuentro con docentes, donde se diferenció del oficialismo y defendió la educación estatal. “Yo caí en la escuela pública», dijo parafraseando la desafortunada frase de Macri, y también se acordó de cuando Vidal se quejó de las universidades públicas.



En su primer acto público después del retorno de la gira realizada en Europa y desde Tucumán, la provincia encabezada por Juan Manzur, uno de los gobernadores más cercanos al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández celebró el Día del Maestro en un encuentro con docentes, donde se diferenció del oficialismo y defendió la educación estatal.

“Hay otros que piensan que la educación es un gasto. Pero para nosotros la educación es el futuro”, enfatizó Fernández durante su discurso, en el que lamentó que “en la Argentina empieza a ser valioso» que los chicos «vayan a colegios privados”.

El ex jefe de Gabinete consideró que “lo primero» que hay «que hacer para construir el futuro es hacer una Argentina federal”, y en esa línea remarcó que “para que esto ocurra, es imperioso que la educación funcione” porque “las sociedades ricas son las que se educaron, las que se desarrollaron con ciencia y tecnología”.

Luego, en otro fragmento de su discurso, se acordó de los desafortunados ataques que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal lanzaron contra la educación estatal durante sus gestiones. “Yo caí en la escuela pública», dijo parafraseando de manera crítica al Presidente, y luego le tocó a la gobernadora bonaerense cuando recordó que «alguien dijo ‘basta de crear universidades públicas’, qué vergüenza”.

“No sirve de mucho tener muchos minerales si no tenemos la inteligencia para extraerlos”, puntualizó durante el encuentro que tuvo lugar en el teatro “Mercedes Sosa”, de la capital tucumana, y en el que estuvo acompañado por Manzur, su par camarqueña, Lucía Corpacci y la cúpula de la CGT, encabezada por Héctor Daer y Carlos Acuña, entre otros sindicalistas.

El candidato presidencial sostuvo que, en caso de llegar a la Presidencia, trabajará para que “se termine el país de segunda y de primera”, en el que “los que trabajaban tengan derechos, no sean explotados y sus hijos podían seguir estudiando”.

“Todo eso nos pasó y ahora nos dicen que eso es el problema. Que no nos confundan más ni no mientan más. Está en nuestras manos tener la sociedad que queremos. Está en nuestras manos hacer de la educación pública una bandera que nunca bajemos”, concluyó.