Murió Niki Lauda, ex campeón mundial de Fórmula 1 y referente del deporte


La noticia la dio a conocer su familia a través de un comunicado difundido por los medios internacionales; Campeón del mundo de Fórmula 1 en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976, y cuarto en 1974 y 1978, Niki se convirtió en un referente del deporte mundial.


Se llamaba Andres Nikolaus Lauda, había nacido el 22 de febrero de 1949 en Viena, Austria. Para el mundo del automovilismo será siempre Niki Lauda y, claro, su infaltable e inconfundible gorrita rojo que le cubrieron los duros trazos que le dejó en su rostro el accidente en Nurburgring.

El tres veces campeón de Fórmula 1 falleció a los 70 años, informó su familia en un comunicado divulgado por medios británicos.

«Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente el 20 de mayo de 2019, rodeado de su familia», comunicaron los allegados del piloto y empresario de 70 años.

Campeón del mundo de Fórmula 1 en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976, y cuarto en 1974 y 1978, Niki se convirtió en un referente del deporte mundial hasta ayer mismo.

¿Quién no recordará el terrible accidente que lo marcó, y le dejó secuelas físicas, sufrido en agosto de 1976 en el Gran Premio de Alemania? Las escenas de su Ferrari envuelta en llamas conmovieron mundialmente y su cuerpo extraído de la hoguera por otros pilotos como Arturo Merzario, que detuvieron sus autos y se jugaron para salvarlo.

Fue un piloto cerebral, fino, tenaz y veloz. Luego de luchar por su vida debido a las serias quemaduras y lesiones en los pulmones, fue a Japón a finales del mismo año para pelearle el título a James Hunt. Hizo lo imposible bajo el diluvio, pero su físico le dijo “hasta acá llegué” y la corona se la calzó Hunt. Fue un momento que quedó grabado en la historia de la Fórmula 1.

Había ganado su primera carrera de F-1 en España en 1974, y la última la consiguió en Holanda en el 85. Manejó para March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren donde compartió equipo con Alain Prost. Acumuló 25 victorias y 54 podios, en las 177 carreras en las que participó.

En 1978 fundó su propia compañía aérea, Lauda Air y cayendo en bancarrota, regresó a la F-1 en 1982, hasta que colgó el casco para siempre en 1985. Volvió al comercio de la aeronavegación con otra empresa, “Niki”, fue comentarista y llegó al equipo Mercedes de F-1 como asesor influyente hasta hace poco.

En 2018, una infección lo llevó a un doble trasplante de pulmón, que para el austríaco fue “ciento por ciento más difícil” que aquella experiencia terrible en el circuito alemán. Y a cinco meses de convalecencia. Hasta que ayer perdió la última batalla, a los 70 años, Andres Nikolaus Lauda. Niki

«Sus logros únicos como deportista y como empresario son y serán siempre inolvidables. Su dinamismo inagotable, su rectitud y su valentía serán un modelo y una referencia para todos nosotros», recordó su familia en la nota en la que anunció su muerte.