San Juan aumenta la inversión en comedores escolares


En ese marco y teniendo en cuento la inflación y la situación económica que atraviesa el país, San Juan aumenta más de un 20 por ciento las partidas destinadas al programa.



La Dirección de Políticas Alimentarias del Ministerio de Desarrollo Humano tiene a cargo el diseño y gestión de los programas de Colonias de Verano, Tarjeta Social, Asistencia alimentaria al celiaco, desayunos y meriendas fortificadas y comedores escolares.

Sobre estos últimos, el proyecto Comedores Escolares, forman parte del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, cuyo fin es el de realizar un aporte nutricional a niños en edad escolar que asisten a establecimientos educativos. En San Juan, alcanzó a 33.624 niños durante el año 2018.

Sobre la cantidad de niños y niñas, hasta el año 2015, el 100% de los aportes lo hacía el gobierno nacional, cifra que fue disminuyendo en los últimos tres años. «Ahora, el 60% lo aporta la provincia», informó al respecto Sánchez.

«A comienzos de la gestión del Gobierno de Cambiemos, eran cerca de 23 mil las raciones que se cocinaban en los establecimientos, a diciembre de 2018, esa cifra aumentó en más de 10 mil raciones, motivado por la situación económica que atraviesa el país y el Gobierno de San Juan busca mitigar», añadió el ministro, luego de aclarar que, en los últimos 12 meses, San Juan invirtió cerca de 50 millones de pesos.

A su vez advirtió que «aún no se firma el convenio para este año, lo que esto significa que el importe total lo está haciendo la provincia para más de 220 escuelas».

Sobre el depósito del dinero correspondiente a la matrícula de cada establecimiento educativo, Sánchez señaló que «el pago comenzará a impactar desde este viernes, ya con la actualización de los montos». Los directivos de las escuelas podrán ver reflejado el dinero entre este viernes y el lunes de la semana próxima.

Por otra parte, el programa de desayunos y meriendas fortificadas tiene el objetivo de brindar una alimentación adecuada a niños en edad escolar, teniendo en cuenta las necesidades y características locales.

Con un financiamiento netamente provincial, se capacita además a miembros de las comunidades educativas sobre hábitos saludables de alimentación e higiene y seguridad de los alimentos. Alcanza unos 150 mil niños y niñas en toda la provincia.