Inicio Destacadas Practicaron el aborto no punible a la menor de 11 años que...

Practicaron el aborto no punible a la menor de 11 años que fue violada por su padrastro

La menor había manifestado su deseo de interrumpir el embarazo en cámara Gesell. De esta manera la pequeña quedó expuesta a una situación de vulnerabilidad absoluta, teniendo en cuenta de que su madre era cómplice.



«El Ministerio de Salud de San Juan, junto con el Hospital Descentralizado Dr. Guillermo Rawson, informa a la población en general que a solicitud de las Asesoras de Menores y Personas con Discapacidad del Ministerio Público Fiscal de la provincia de San Juan ha procedido a la realización de la interrupción del embarazo a la menor violada de 11 años de edad», sostuvo la cartera sanitaria provincial.

A través de un comunicado, el área subrayó que el caso de la niña violada por su padrastro de 44 años se encontraba «contemplado en los supuestos del artículo 86 inciso 1 y 2 del Código Penal».

Los citados artículos de la norma, que data de 1921, establecen que «el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto».

Asimismo, el Ministerio de Salud sanjuanino destacó que «las asesoras actúan en nombre y representación, ejercicio y defensa de los intereses de la menor».

«La práctica médica fue realizada favorablemente, encontrándose la menor en recuperación y acompañada y contenida por el equipo interdisciplinario de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y médicos) del referido nosocomio», añadió el comunicado difundido.

La niña había sido violada en la localidad de Médano de Oro y por el hecho fueron detenidos su padrastro y su madre, como presunta cómplice.

El caso fue descubierto cuando la menor se descompuso en la escuela Cristóbal Colón y, al ser trasladada a un puesto sanitario, se le detectó el embarazo.

El padrastro de la menor de tal solo 11 años está preso acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado, su madre también por ser sospechosa de un estado de complicidad y su padre biológico ausente.

Como la nena está sola, porque no hay familiares mayores que la contengan, el gobierno de San Juan deberá garantizarle contención y “asilo” en uno de los hogares que tiene el Ministerio de Desarrollo Humano.

Artículo anteriorEl Gobierno pidió un waiver al FMI
Artículo siguienteAhora la CGT no descarta llamar a un paro nacional