Julian Assange inicia un largo combate contra su extradición en una cárcel inglesa


El creador de Wikileaks fue detenido el jueves en Londres luego de que Quito le retirara el asilo diplomático con el que contaba desde 2012.



Julian Assange, que pasó su primera noche en una cárcel inglesa, se enfrenta desde este viernes a un largo combate judicial en Londres contra su extradición a Estados Unidos, que lo considera una amenaza para su seguridad y quiere juzgarlo.

Assange, de 47 años, detenido el jueves por la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres, donde había vivido refugiado casi siete años, está recluso en la prisión de Belmarsh, en el sureste de Londres, dijo a la AFP una fuente judicial cercana al caso.

La prensa británica había hablado anteriormente del centro penitenciario de Wandsworth, en el suroeste de la capitale.
Belmarsh es una cárcel de alta seguridad que pueda acoger hasta 910 presos, incluidos reclusos que suscitan fuerte interés mediático, según un informe oficial de 2018.

Agentes consulares australianos deben visitarlo lo antes posible, anunció el jueves la ministra australiana de Relaciones Exteriores, Marise Payne, al tiempo que se declaró «convencida» de que sería «tratado de manera justa».

El fundador de Wikileaks había sido detenido por la policía de Londres, después de que Quito le retirara el asilo diplomático, por haber violado las condiciones de su libertad condicional en 2012 cuando se refugió allí para escapar a acusaciones de agresión sexual en Suecia que no prosperaron.

Esa misma tarde, un juez lo declaró culpable de este delito, pasible de un año de prisión.

Su condena será anunciada en una fecha por determinar.

Fuente: Viernes 12 de abril de 2019 – (NA)