Inicio Destacadas Carrió perdió la confianza en la lucha de Macri contra la corrupción

Carrió perdió la confianza en la lucha de Macri contra la corrupción

Lo dijo tras aclarar que quiere al presidente y que no romperá Cambiemos. La diputada ratificó que esta semana presentará el pedido de juicio político contra Garavano.



Toda la expectativa estaba puesta este fin de semana en la participación de Elisa Carrió en La Noche de Mirtha Legrand. Es que luego de su paso alborotador por el CCK, donde insistió con el despido de Germán Garavano, para luego aclarar que había hecho una broma, muchos esperaban que la diputada pusiera paños fríos este sábado en la interna de Cambiemos. No fue así.

Por el contrario, si bien había dicho el jueves por la tarde que “en aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del juicio político que ya hemos elaborado”, anunció que lo presentará en lo inmediato: “El lunes presentamos el pedido de juicio político contra el ministro Garavano. A mí no me votó la gente para callar estas cosas”, señaló Lilita, sentada a la derecha de Mirtha Legrand. En rigor, será en todo caso el martes, pues este lunes es feriado.

Y una semana después de haber anunciado que había perdido la confianza en Mauricio Macri, lo ratificó este sábado, al señalar que “me preguntaron y respondí: perdí la confianza y es la verdad. Lo quiero al presidente, pero perdí la confianza en que se luche contra la corrupción”.

“Dicen que la ropa sucia se lava en casa, pero a mí no me votaron para que no hable de las cosas graves. A mí me votaron para que diga la verdad”, puntualizó la cofundadora de Cambiemos. A propósito de ello, ratificó que no piensa romper la alianza. Luego de puntualizar que la quieren cambiar, pero “a mí la política no me va a cambiar”, porque ella siempre va a decir “la verdad”, reiteró que “no voy a romper Cambiemos”. Por el contrario, afirmó que “estoy salvando Cambiemos porque cumplo con el electorado que nos votó”.

“Hay muchos que me quieren echar, ¡yo no me voy!”, dejó claro en otro pasaje.

Tras reiterar que “nunca le pedí al presidente la renuncia de Garavano”, aclaró en cambio que irá por su destitución, “porque tengo derecho a hacerlo”. Y agregó que a ella nadie la votó “para que yo encubra, yo no soy correcta, yo les digo que nací imperfecta pero he entregado la vida por la verdad y la Justicia en la Argentina. No miren las formas”.

Luego disparó hacia la cartera de Justicia al señalar que “en el caso del crimen de Unicenter se probó la autoría y las conexiones con (María del Carmen) Falbo y Aníbal Fernández. La verdad es que negociaron. Falbo hoy es asesora del ministro Garavano”.

“Estoy harta de los mediocres, de Durán Barba, de los que dicen que Cristina Kirchner no vaya presa para especular con ganar las próximas elecciones. La Argentina tiene hambre de decencia y de ejemplaridad, de verdad y de honestidad”, remarcó en otro pasaje.

Luego volvió a apuntarle a Macri, al señalar que “el presidente tiene que decidir: nos gobiernan las mafias del fútbol o nos gobierna una Justicia independiente. No se puede estar bien con la mafia del fútbol y estar bien conmigo”.

Y tras señalar que “la AFI está cumpliendo un rol horrible”, sostuvo que quiere “verdad, justicia y condena para todos, incluso IECSA”, la empresa vinculada a la familia Macri./Parlamentario

Artículo anteriorDuro cruce de empresarios mineros y Massa
Artículo siguienteAxel Kicilof: «el neoliberalismo tiene nombre y apellido: Mauricio Macri y Maria Eugenia Vidal»