Ambientalistas expresan que “Este nuevo derrame demuestra que Veladero no debe operar más»


A su vez, las organizaciones hicieron un pedido de información urgente para conocer el impacto de este nuevo derrame en la zona.


“Si bien la empresa afirma que este derrame no contiene líquidos peligrosos, se entiende que el material enriquecido posee metales pesados que son un riesgo para el ambinete.

 Si Barrick Gold negó con anterioridad el derrame de más de un millón de litros de agua cianurada, ¿por qué creerles en esta oportunidad? El gobierno debe tomar medidas urgentes y cerrar Veladero”, declaró Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace.