Más de $ 9 millones para la prevención de emergencias agropecuarias


El Ministerio de Agricultura de la Nación, firmó dos convenios con el fin de fortalecer la prevención de emergencias climáticas en San Juan. Uno con el Ministerio de Producción provincial para proteger la producción vitícola de la Lobesia botrana y otro con el municipio de Rawson para mejorar el acceso al agua.

fondos para san juan

Los aportes se destinarán a la compra de tubos, caños, bombas y otras obras que permitan mejorar y ampliar la infraestructura de abastecimiento de agua dirigida a mantener la capacidad productiva de los agricultores familiares de la zona rural de Médano de Oro y, con ello, prevenir futuras afectaciones por eventos adversos de déficit hídrico que ha afectado los últimos años a la zona.
El primer convenio tiene el objetivo de implementar medidas preventivas para productores vitícolas, mediante el Programa de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana, mientras que el segundo busca la optimización del uso del agua en la zona rural de Médano de Oro.
«Uno de los convenios establece un aporte por parte del Ministerio de $ 4,2 millones, que serán destinados al desarrollo del Programa de Control y Erradicación de la Lobesia botrana, para mitigar y reducir los posibles efectos de eventuales emergencias agropecuarias, a través de acciones tendientes a prevenir el ingreso de la plaga», destacó el secretario de Coordinación Político-Institucional y Emergencia Agropecuariak, Javier Rodríguez, quien estuvo acompañado por el director nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, Gabriel Scalerandi; el ministro de Producción y Desarrollo Económico de la provincia, Marcelo Alós; y el intendente de Rawson, Juan Carlos Gioja.
El Programa, que se lleva a cabo en la provincia, busca desarrollar una barrera fitosanitaria ante un posible avance de esta importante plaga cuarentenaria, también conocida como polilla de la vid. Se espera que con el aporte económico de la cartera nacional se implementen acciones de prevención tendientes a reducir su ingreso en explotaciones vitícolas.