Jáchal y el derrame de cianuro


12088452_10207848279030680_2904095345689255284_n

1.-El pueblo de Jáchal ya sabe que un pasivo ambiental megaminero de un emprendimiento como Veladero es una condena perpetua en cuotas. Primero un incidente, luego 15.000 litros, después 124.000, para finalmente reconocer que fueron más de 1 millón de litros de solución cianurada derramados sobre el Río Potrerillos y Las Taguas, afluentes del río La Palca que baja hasta «la Junta» con el Río Blanco, formando el Jáchal y embalsar en el Dique Cuesta del Viento. El Gobernador y su Ministro de Minería fueron avisados del estrago el mismo domingo 13 de Setiembre al medio día pero se llamaron a silencio. Si no fuera porque un par de jachalleros «wasapearon» avisando a sus parientes, en Jáchal y en Iglesia ni se enteran.

2.-Los jachalleros son ciudadanos de primera, el emprendimiento Veladero de segunda. En cuestión de horas y ante el abandono del Gobernador y sus funcionarios, ese mismo domingo el pueblo de Jáchal retomó la soberanía que delega en sus autoridades transitoriamente cada cuatro años. Por eso la cacerola se hace monumento en la plaza para recordar que es capital nacional, y vigilar de cerca al intendente, los concejales y la justicia local. Asamblea de ciudadanos otra vez, ahora por el Agua y por la Vida. La información se retacea y se derrama de a poco como la promesa de desarrollo y trabajo para todos. El sábado 12 se rompe una válvula en el valle de lixiviación que inyecta la solución cianurada enriquecida sobre la roca triturada que forma un pila de más de 100 metros de alto. Así se saca el oro, la plata y otros metales que luego se hacen lingote que viajan en los camiones de Juncadella hasta el aeropuerto Plumerillo de Mendoza. El oro vuelve a estar a más de 4000 metros snm, pero ahora «vuela» de la Argentina para refugiarse ascéptico en los «países desarrollados».

3.-No sólo se afectó el Río, se afectó y degradó la confianza pública. Barrick informa que se enteró de la rotura el domingo a las 10 de la mañana y que reparó la válvula a las 11,45. Sin embargo, mantiene en su poder los resultados de campo y laboratorio del programa de monitoreos del área de operaciones. Imprescindible medio de prueba para determinar la hora exacta del derrame, calcular su volúmen y estimar el daño causado. La oscuridad es original. El emprendimiento Veladero se inició sin la audiencia pública previa que dispone el art. 20 de la Ley General del Ambiente.

4.-El valle de lixiviación contiene 400 millones de toneladas de roca tituradas y se asienta sobre un enorme periglacial. Hay otra Ley, llamada vulgarmente «de Glaciares», que se sancionó hace 5 años, pero que en San Juan también es letra muerta. Primero la mató Cristina Kirchner con Sergio Massa mediante el conocido «Veto Barrick». Luego la empresa junto al gobierno de San Juan, mediante un par de amparos y cautelares para eludir su aplicación. Hoy, la resistencia de un gobierno provincial y la ineptitud del IANIGLA, el organismo encargado de hacer el inventario de glaciares y la auditoria en los proyectos en ejecución, como Veladero.

5.-Cuando Cristina Kirchner metió a Peter Munck en la Casa Rosada para anunciar junto al Gobernador Gioja que en Argentina se producía la onza de oro más barata del mundo estaban reconociendo que en nuestro país se paga la menor cantidad de impuestos, aranceles, regalías por un lado, y por el otro, los salarios más bajos a quienes trabajan a destajo a más de 4500 metros de altura arriesgando su vida. Barrick y ninguna otra minera multinacional tampoco pagan en Argentina el Seguro Ambiental previsto en el art. 22 de la Ley General del Ambiente.

6.-Robert Moran, el experto mundial más reconocido en estudiar los efectos de los pasivos ambientales megamineros, nos dijo cuando visitó San Juan que frente a la presión que ejercen estas enormes multinacionales, las instituciones en Latinoamérica son sólo un poco menos permeables que en Africa. La justicia de Chile sin embargo, aún sin ley de protección de glaciares, suspendió el emprendimiento minero binacional más grande del mundo: Pascua Lama-también ubicado en San Juan-. Lo hizo apenas por el polvo en suspensión que cae sobre el Glaciar Toro I que, dicho sea de paso, es compartido con la Argentina porque se encumbra en el límite internacional. Acá en nuestro país la Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó un amparo presentado hace 6 años por Veladero sólo 11 días antes del derrame de cianuro, por entender que no estaba acreditada la afectación del ambiente. Y tanto las medidas de la Justicia Federal de Bs. As. como las de de la provincia de San Juan ordenaron allanamientos en oficinas públicas, pero nunca en la empresa Barrick.

7.-En fin, el mismo amparista frustrado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, poniendo otra vez su cuerpo, denunció el derrame de cianuro ante la justicia provincial. Me dijo que lo hacía más con la expectativa de que la investigación judicial le brindara a los jachalleros e iglesianos la información que fue sistemáticamente negada por la empresa y el gobierno, que con la esperanza de que algún día recaiga sobre los responsables la condena que merece un delito de lesa humanidad de esta naturaleza. Yo también creo que la cabeza de un ministro y hasta la de un gobernador no valen la pena porque no sería la retribución justa del daño ocasionado. El Ing. Felipe Saavedra, el Ing. Gioja, Zaúl Argentino Zeballos, los hermanos Jachalleros e Iglesianos y también yo claro, moriremos más temprano que tarde. Sin embargo nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, deberán de vivir con una guillotina en la cabeza el resto de sus vidas.

Diego Seguí, abogado demandante y denunciante.

*Fuentes: IIA del Proyecto Veladero en minería.sanjuan.gov.ar; Informe preliminar presentado por la empresa Barrick al Ministerio de Minería de San Jujan el 16/09/15; Ley General del Ambiente Nº25675; Ley de Glaciares Nº26639; CSJ 107/2009 (45-Z)/CS1 Originario Zeballos, Saúl Argentino c/San Juan, Provincia de y otros s/Amparo Ambiental; Sentencia del 15/07/13, en la causa-rol 300-2012, publicada en la página web del Poder Judicial chileno, y Autos Nº33550/15 caratulados como actuaciones iniciadas con motivo de la denuncia de Saúl Argentino Zeballos y Torres, Oscar del Juzgado de Jáchal.