Según encuestas, Macri se cae de manera significativa en la Provincia de Buenos Aires


Un estudio sobre contexto sociopolítico de la Consultora Aresco realizado en la Provincia de Buenos Aires durante el mes de octubre muestra que las imágenes del presidente de la Nación, Mauricio Macri, y de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, siguen mostrando un retroceso como consecuencia de que cada vez más personas dan cuenta de la mala situación económica que atraviesan.



Para la Consultora de Julio Aurelio, la situación económica con Macri como presidente empeoró para el 60,4% y sigue igual de mal para el 14,5%, lo que totaliza un 74,5% que ve de mala manera la actualidad del país. Además, un alto porcentaje no cree que vaya a haber un cambio en los próximos meses: Un 66,7% considera que estará peor o igual de mal.

En este contexto, en la provincia de Buenos Aires también se observa una desaprobación a la gobernadora Vidal, donde el 51,6% de los encuestados evalúa de manera negativa la gestión de gobierno. Además, su imagen negativa ya casi alcanza a la mitad de los encuestados: 49,1%.

Otro de los puntos centrales del estudio de Aresco, es que un 47,2% quiere que en las próximas elecciones cambien las políticas de gobierno de Cambiemos en la provincia. En este sentido, La Matanza, que es el corazón de la provincia de Buenos Aires, tiene dos posibles candidatos para la gobernación que fueron medidos por Aresco: Fernando Espinoza y Verónica Magario.

Entre estos datos se destacan que tanto el actual diputado Nacional como la intendenta adelantan en 16 y 20 puntos según el análisis al representante del Frente Renovador y los posiciona como los principales referentes para enfrentar a Vidal en la gobernación.

Los matanceros han realizado declaraciones sobre la necesidad de que el peronismo vaya unido en 2019 e incluso han comentado la necesidad de sumar a otros espacios del campo popular para vencer a Vidal. Tanto Espinoza como Magario han demostrado capacidad de gestión en el distrito más populoso de la provincia. Incluso en las peores condiciones económicas, supieron estar cerca de los vecinos.

El actual diputado nacional Espinoza acompañó el proceso de la intendencia de Alberto Balestrini durante la peor crisis económica y social del país. Luego de ser intendente durante 10 años, dejó un municipio en pie, con superávit, con fondos en el Banco Provincia, gracias a lo que generó la posibilidad de poder garantizar salarios durante 4 meses sin la necesidad de aportes de Provincia o Nación.

En el caso de la actual intendenta de La Matanza, Magario ha tenido que hacer frente al ajuste llevado adelante por Cambiemos y supo tener la visión de dónde colocar el gasto y qué políticas desarrollar en un contexto recesivo tanto para el país como para la provincia de Buenos Aires.

Fuente: El Destape




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *