El PJ unido le quitó un lugar clave al oficialismo en el Consejo de la Magistratura


El Gobierno obtuvo este viernes un duro revés en Diputados de manos del PJ y perdió uno de los lugares en el Consejo de la Magistratura que el oficialismo daba por seguro que tendría en su poder hasta ayer a la tarde.



El Frente Para la Victoria, el Frente Renovador y el Peronismo Federal se unieron en Diputados y se quedaron con una de las sillas en el órgano encargado de la selección y acusación de los jueces nacionales y federales. De esta manera, serán los diputados Eduardo “Wado” de Pedro, del FPV, y Graciela Camaño, del FR, los representantes de la Cámara baja en el consejo.

Hasta ayer, la Casa Rosada contaba con Mario Negri y con Pablo Tonelli como dos de los tres representantes en el organismo. Pero la oposición reunió 131 firmas, 10 más que Cambiemos, y le arrebató el lugar. Un golpe que el oficialismo no esperaba. “¿Puede traducirse el año que viene en un acuerdo electoral?”, se preguntaban esta tarde en el bloque de Cambiemos.

Según fuentes oficiales, sería el radical Mario Negri, jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, el que deje el sillón. Quedaría Tonelli, del PRO, y el diputado Juan Manuel López, del riñón de Elisa Carrió -que en principio había pedido dos lugares y había vuelto a enfrentarse con Daniel Angelici-, como suplente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *