Los hospitales Rawson y Marcial Quiroga podrán detectar casos de hepatitis C


Los estudios podrán hacerse con la mejor aparatología de avanzada para confirmar esta patología en Laboratorio y Diagnóstico por Imágenes.



Así lo afirmaron el jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Dr. Marcial Quiroga, Dr. Miguel Agliozzo y la bioquímica del Hospital Dr. Guillermo Rawson, Lorena Herrera, quienes además explicaron cómo se trabaja desde sus áreas en la detección y confirmación de la Hepatitis C.

Agliozzo señaló: “Nosotros acompañamos la Unidad de Hepatología e Infectología a través de un ecógrafo en la medición del grado de fibrosis hepática. El paciente viene con un ayuno previo y colocamos un traductor en el hipocondrio derecho y tomamos 10 mediciones en apnea. Esas mediciones se registran en kilopascales y de esta manera tenemos una mediana de promedio de un valor de fibrosis hepática y en base a eso podemos clasificarlas en F1, F2, F3 y F4, es decir, de una fibrosis menor a una fibrosis máxima y cirrosis. De esa manera, en función del grado se establece el tratamiento del paciente con hepatitis”.

Y agregó: “El del Hospital Marcial Quiroga es el único equipo que existe en la provincia. Somos los únicos que realizamos esta medición, por lo que se está coordinando con los distintos hospitales, centrales y periféricos, con los servicios de Infectología y Hepatología que son los que diagnostican esta patología y nos envían los casos para hacer las mediciones”.

“Nuestra colaboración desde el Servicio es muy importante porque no existía esta posibilidad, antiguamente solo hacíamos las biopsias hepáticas. Hoy tenemos la posibilidad de hacer la biopsia y además correlacionar con la medición matemática en elastografía. La elastografía evitaría que se hagan las biopsias, salvo que el médico la necesite para correlacionar su resultado, pero es algo muy importante porque es un método no invasivo”, finalizó el especialista.

Por su parte, la bioquímica Lorena Herrera explicó que “se ha avanzado mucho desde la incorporación del análisis de carga viral. En el hospital somos el centro de referencia para HIV y la Nación nos envió un equipo para hacer las cargas virales para HIV. Ese mismo equipo se usa para las hepatitis. Entonces aprovechando este recurso, la Provincia y el hospital Rawson compraron el reactivo para hacer confirmaciones y cargas virales para hepatitis. De esta manera hemos facilitado el diagnóstico en la periferia, en el mismo hospital, muchas hepatitis que estaban en duda si eran falsos positivos o no, ya se pueden resolver. Tenemos los resultados mucho más rápido y luego la gente puede acceder al tratamiento también más rápidamente”.

“Nos hemos encontrado con sorpresas porque creíamos que había mucho menos casos y al empezar a tener esta facilidad para diagnosticar y obtener los resultados, la demanda ha crecido y estamos encontrando mucho más casos positivos. Todavía no tenemos números certeros, pero se está diagnosticando mucho más que años anteriores. Por eso la importancia de hacerse el análisis para poder detectar la enfermedad y así acceder al tratamiento y curar la hepatitis C, que es a lo que se tiende”, añadió.

Y concluyó: “Nosotros recibimos muestras de la periferia, se centraliza el diagnóstico, porque el análisis para la hepatitis como para el HIV es primero un análisis de screening, de búsqueda, si ese análisis da un resultado reactivo, hay que confirmarlo. Quiero recalcar el análisis de la hepatitis C principalmente hay que hacérselo una vez en la vida, porque hay un tratamiento y tiene cura”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *